¡Bienvenidos a Robert Smith Family Wine!



Robert Smith FW es un proyecto que nace de la premisa de sacar al mercado vinos realmente distintos, genuinos e interesantes.

Seleccionamos de cada zona lo mejor. Elaboramos minuciosamente vinos que mantienen la personalidad de cada territorio y respeta la autenticidad de cada variedad. Tenemos la responsabilidad de preservar la historia que hay no sólo en cada variedad de uva, sino en la manera de elaborarlo desde la tradición.

En Robert Smith FW no solo buscamos emanar confianza a nuestros seguidores. En Robert Smith FW buscamos fascinarles, haciéndoles sentir parte del proyecto.

EL VINO

En tus manos una réplica exacta del vino que , según cuenta la leyenda, iba en el cargamento que se hundió en el mes de noviembre de 1915 a pocas millas de su destino, en las costas del norte de Europa y que en su momento cautivó a tantas personas.

Se pierde en la memoria, el día en que el hombre descubrió lo bien que le sentaba aquel líquido que surgió en el hueco de piedra que habían llenado, pocos días antes, con dulces racimos de uvas. Había nacido el vino como alimento líquido.

Así, de manera inconsciente se puso en marcha la “la más primitiva manera de elaborar vino”. 

Esta técnica fue empleada durante muchas centurias para su elaboración. Los vinos elaborados por tal natural sistema, se terminaron por llamar de “Maceración Carbónica”.

Básicamente la Maceración Carbónica es un proceso en el que las uvas enteras fermentan y “explotan” una a una, por lo que los vinos obtenidos tienen sabores más afrutados y con menos contenidos de taninos.

El método de Maceración Carbónica se utilizó hasta finales del siglo XVIII como único sistema de elaboración, introduciéndose posteriormente las técnicas de vinificación por estrujado y despalillado – más propias de Francia-. Es por eso que a la Maceración Carbónica se la puede considerar una manera de elaborar “autóctona española”.

La Maceración Carbónica se “reinventó” como proceso de vinificación a principios del siglo XX, como resultado nuevamente de una casualidad: durante el transporte de la uva desde el viñedo hasta los lagares, a un viticultor se le ocurrió retirar el aire insuflado CO2 para evitar que las uvas se degradasen. Pero se comprobó que tras algún tiempo la uva fermentaba dando lugar a un vino afrutado (los vinos de Maceración Carbónica).

Y, aunque nunca ha desaparecido, vivimos en un renacimiento de ese producto. Hoy el nombre de Maceración Carbónica, es sinónimo de vinos jóvenes, frescos y explosivamente afrutados, pero sobre todo son toda una experiencia a descubrir.

La forma tradicional (bordelesa) de fermentación hace que la uva sea aplastada de tal forma se mezclen los azúcares con las levaduras, para finalmente mediante la fermentación alcohólica en un recipiente adecuado se obtenga el vino con su etanol.

La maceración carbónica es una técnica del proceso de vinificación que consiste en que las uvas sean fermentadas en una atmósfera de dióxido de carbono antes de que sean machacadas.
Es decir la uva fermenta con el mosto en su interior, así que los vinos obtenidos tienen sabores más afrutados y con menos contenidos de taninos.

Con respecto a la vinificación clásica, disminuye bastante la acidez del vino, debido fundamentalmente a la desaparición parcial del ácido málico, que puede quedar reducido a la mitad y disminuyendo también la concentración de ácido tartárico.

Robert Smith Maceración Carbónica

Es una réplica del vino que en su momento cautivó a tantas personas, y que iba en el cargamento que se hundió en el mes de noviembre de 1915 a pocas millas de su destino, las costas del norte de Europa.

  Localizado dentro de la D.O. Cigales.

Altitud: 710 m sobre el nivel del mar.

Suelos arcillo-calcáreos de secano sin irrigación.

Variedades: Tempranillo 100%.

Poda en tradicional en vaso.

Abonado orgánico ocasional.

 Es un excepcional vino joven.

  Elaborado con uva tempranillo,  de color picota intenso, con vívido ribete violáceo y capa cubierta, a un simple golpe de vista se ve muy intenso y muy vital además de poseer aromas afrutados de grosellas y moras, y en la boca regaliz y pastillas juanola.

En nariz se muestra expresivo, pletórico de reminiscencias a fruta roja y negra, fresa, mora… y aromas lácticos, los cuales unidos con la fruta arrojan combinaciones aromáticas similares al chicle o gominola de fresa.

En boca se muestra como un vino untuoso, cremoso, cálido, pleno de sabor frutal, de paso corto pero intenso, fácil de beber.

Muy aromático, con intensos recuerdos florales y frutales, de colores muy vivos que pueden abarcar un sinfín de tonalidades, desde el carmín y granate hasta toda la paleta de violáceos.

El Vino | Robert Smith Family Wines

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies